David Harvey & Andy Merrifield: nuevos libros en la calle

Lo nuevo de dos clásicos del marxismo (urbano) contemporáneo está a punto de salir: el esperado diagnóstico general de David Harvey sobre las contradicciones del capitalismo y las líneas de fuga del sistema; y la reapertura de la vieja cuestión urbana de Castells por Andy Merrifield en el nuevo contexto de urbanización planetaria.

Harvey_  merrifield-t02842

Un par de pasajes que les darán una idea del objetivo de cada libro:

What I am seeking here is a better understanding of the contradictions of capital, not of capitalism. I want to know how the economic engine of capitalism works the way it does, and why it might stutter and stall and sometimes appear to be on the verge of collapse. I also want to show why this economic engine should be replaced, and with what. (Harvey)

Yet several decades [after Castells' The Urban Question], after a lot of reading, a lot of talking and listening, after a lot of political hope and a fair bit of disillusionment, after a lot of wandering around the world, I finally got down to writing my own version of Urban Question, entitled, somewhat unoriginally, The New Urban Question. It’s a short, polemical book, a hopeful book that nonetheless tries to cover a lot of ground. It goes back to the source in order to move through and beyond the times, our times right now, when any “Marxist approach” to the urban question demands hard answers; not least because now the dialectic of the urban as a site of capital accumulation and social struggle has changed. As the Thatcherite 1980s gave way to the Blairite late-’90s, and as it stands today, extended reproduction of capital is achieved through financialisation and dispossession, through dispossession and reconfiguration of urban space. The urban is no longer an arena where value is created so much as extracted, gouged out of the common coffers, appropriated as monopoly rents and merchants’ profits, as shareholder dividends and interest payments; the urban, nowadays, is itself exchange value. (Merrifield)

Pueden encontrar más información sobre ambos aquí (Harvey) y aquí (Merrifield). Para abrir boca, les dejo con este vídeo de presentación de su libro a cargo de Andy Merrifield.

Publicado en David Harvey, Geografía crítica, Karl Marx, Marxismo, Materialismo histórico-geográfico | Etiquetado , , , , , | 4 comentarios

Un himno contra la urbanización planetaria…

Hace ya años me topé con este clásico de Adriano Celentano, ‘Il ragazzo della via Gluck’, y quedé maravillado. En realidad había oído la canción antes en numerosas ocasiones, pero no había prestado atención a la letra, que de repente se reveló en todo su explícito contenido de denuncia del urbanismo desaforado que golpeaba las periferias de las ciudades italianas en medio de su particular “milagro” desarrollista. En fin, seguro que la mayoría de lectores conocen el tema, porque es antológico.

Lo que quizá no han visto aún es el vídeo que acompañaba la canción, no menos explícito que su letra y si cabe aún más expresivo, conforme el bueno de Celentano (con aspecto bastante cabreado) se ve sumergido en esos espacios periurbanos a punto de ser deglutidos por el rodillo de asfalto. La imagen y el sonido no son de mucha calidad, pero el documento es histórico…

Ahí les dejo la letra. Espero que terminen tarareando los últimos versos, «no sé, no sé, por qué continúan construyendo casas, y no dejan la hierba»… unas líneas que resonaban de forma más potente en la España nada milagrosa de hace unos años, pero que siguen teniendo todo su sentido, si lo piensan, en la escala planetaria…

Il ragazzo della via Gluck – Adriano Celentano

Questa è la storia di uno di noi,
anche lui nato per caso in via Gluck,
in una casa, fuori città,
gente tranquilla, che lavorava.
Là dove c’era l’erba ora c’è una città,
e quella casa in mezzo al verde ormai,
dove sarà?

Questo ragazzo della via Gluck,
si divertiva a giocare con me,
ma un giorno disse: “Vado in città”
e lo diceva mentre piangeva,
io gli domando: “Amico,
non sei contento?
Vai finalmente a stare in città.
Là troverai le cose che non hai avuto qui,
potrai lavarti in casa senza andar giù nel cortile”.

“Mio caro amico” – disse – “qui sono nato,
e in questa strada ora lascio il mio cuore.
Ma come fai a non capire?
È una fortuna per voi che restate
a piedi nudi a giocare nei prati,
mentre là in centro respiro il cemento.
Ma verrà un giorno che ritornerò ancora qui
e sentirò l’amico treno che fischia così: wa wa!”

Passano gli anni, ma otto son lunghi,
però quel ragazzo ne ha fatta di strada,
ma non si scorda la sua prima casa,
ora coi soldi lui può comperarla
torna e non trova gli amici che aveva,
solo case su case, catrame e cemento.

Là dove c’era l’erba ora c’è una città,
e quella casa in mezzo al verde ormai
dove sarà.

Ehi, Ehi,

La la la… la la la la la…

Eh no, non so, non so perché,
perché continuano a costruire le case
e non lasciano l’erba
non lasciano l’erba
non lasciano l’erba
non lasciano l’erba

Eh no, se andiamo avanti così,
chissà come si farà,
chissà
chissà come si farà…

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | 4 comentarios

Pizarras de Lefebvre

Uno de los elementos de cada una de las sesiones de nuestro grupo de trabajo en torno a la obra de Henri Lefebvre es la elaboración de un mapa conceptual a partir de las ideas que van surgiendo en las intervenciones de cada uno de los alumnos en clase. Uno de los estudiantes —con mi ayuda si la senda se desvía mucho— se encarga de seleccionar las categorías y argumentos más relevantes, sintetizándolos en un esquema más o menos ordenado en función del fluir de la discusión. Aunque esta construcción improvisada y en proceso de un esquema global de cada libro o sección de libro es compleja y difícil para estudiantes que se acercan por primera vez a textos de esta naturaleza, la tarea ayuda a los alumnos a descubrir o intuir el orden interno del pensamiento de Lefebvre a través de la visualización de los conceptos y su articulación relativa.

Ahí van algunas de las pizarras producidas en las semanas pasadas, en las que trabajamos sobre El derecho a la ciudad y La revolución urbana.

S1 / El derecho a la ciudad

S2_1

S2_2

S2 / La revolución urbana

S3_3

S3_1          S3_2

Publicado en Derecho a la ciudad, Henri Lefebvre, Mis alumnos | 3 comentarios

Presentación de ‘La producción del espacio’ en la ETSAM

Mañana se celebrará en la ETSAM (Salón de Actos, 12:00h.) el acto de presentación de la versión en castellano de La producción del espacio, con la participación de Mario Gaviria, Emilio Martínez (traductor del libro) y Fernando Roch. El evento reúne a dos generaciones en la labor de traer el trabajo de Lefebvre a la audiencia hispanohablante (Gaviria impulsó las traducciones de El derecho a la ciudad y La revolución urbana, entre otros, y Martínez aporta ahora la obra cumbre en nuestro campo del filósofo francés)  y será una excelente oportunidad para entablar diálogo con ellos. Moderará el debate Eva García.

201402_Presentacion Lefevbre

Publicado en Derecho a la ciudad, Henri Lefebvre | Etiquetado , , | Deja un comentario

Urban Theory Lab | Nueva página web

La web del Urban Theory Lab de Neil Brenner y su grupo en el GSD de Harvard está ya en marcha: el trabajo tiene una presencia excelente, reúne nada más lanzarse una cantidad amplísima de materiales y será a buen seguro el lugar de referencia para los interesados en la teorización de la urbanización planetaria en los próximos años. El portal incluye una serie de documentos sintéticos en forma de textos, vídeos y visualizaciones que aportan una visión abreviada del proyecto que Brenner y sus colaboradores tienen entre manos. No pierdan la oportunidad de seguir los pasos del grupo también en sus respectivos espacios en las redes sociales, aquí y aquí.

En fin, una gozada seguir colaborando con ellos. ¡Mis felicitaciones a todo el equipo!

Publicado en Neil Brenner, Planetary urbanization, Urban Theory Lab | Etiquetado , , | Deja un comentario

Estudiando ‘El derecho a la ciudad’ en la ETSAM

El lunes pasado celebramos la primera sesión del grupo de lectura del trabajo de Henri Lefebvre que hemos creado en el Máster en Planeamiento Urbano y Territorial del DUyOT. Esta semana tocaba leer y discutir varios capítulos de El derecho a la ciudad, en el calentamiento previo que haremos con este libro y La revolución urbana antes de sumergirnos en La producción del espacio, trabajo cuya reciente traducción al castellano ha propiciado esta iniciativa de debate.

Droit a la ville_alvaro sevilla buitrago        Derecho a la ciudad_alvaro sevilla buitrago_

Como era de esperar la sesión de casi 3 h. se quedó corta y muchos temas en el tintero; los comentarios de los alumnos y oyentes dejaron mis más de 10 páginas de notas (además de los apuntes en el propio libro) en segundo plano. Se aprecia ya la mezcla de interés y perplejidad con que los alumnos suelen descubrir el trabajo de Lefebvre, su aproximación totalmente personal y transdisciplinar al problema urbano, la combinación de agudísimas anticipaciones e hipótesis ya obsoletas que percibimos hoy en su voz. Los aspectos que más llaman la atención a los estudiantes de un máster de urbanismo son previsibles: el dualismo entre la ciudad como “obra” y “producto”; la destrucción de los espacios que sustentaban la ciudad concebida como “valor de uso”, especialmente en relación al espacio público; la crítica al rol de arquitectos y urbanistas —tanto “humanistas” como “tecnócratas”— por su pobre acercamiento a la complejidad del fenómeno urbano… Algunos pasajes resultan actuales —demasiado actuales— y especialmente oportunos para un alumnado que en general sigue centrando su atención en los excesos urbanísticos cometidos en España en la década anterior; por ejemplo, este comentario sobre la situación de la economía griega en la década de 1960:

[L]a economía de este país depende estrechamente de este circuito: especulación inmobiliaria, ‘creación’ de capitales por este sistema, inversión de estos capitales en la construcción y así sucesivamente. Es éste un circuito frágil que en cualquier instante puede romperse y que define un tipo de urbanización sin industrialización, o con débil industrialización pero con una rápida extensión de la aglomeración y la especulación, sobre los terrenos y los inmuebles. El circuito mantiene, así, una prosperidad ficticia. (p. 24 trad. castellano)

Me sorprendió bastante comprobar que en general la mayor parte de alumnos estaban de acuerdo con la hipótesis central del libro —de hecho la idea con la que se abre y que vuelve a aparecer una y otra vez— según la cual se equiparan industrialización y urbanización. Ayuda, seguramente, el hecho de que buena parte del grupo está compuesto por alumnos latinoamericanos que están viendo a sus países incorporarse a marchas forzadas a las redes de producción industrial global, y los impactos que ello conlleva en forma de intensificación del desarrollo urbano. Pero también la idea de una transformación radical de los espacios rurales para la agroindustria a escala planetaria y la comprensión del sector servicios y la producción inmaterial como una forma más de industria era obvia para los participantes en la discusión.

Esta posibilidad de seguir identificando urbanización capitalista con industrialización casi medio siglo después de la publicación del libro, y de hacerlo de hecho con mayor legitimidad hoy que entonces dada la dimensión y naturaleza de los procesos de urbanización planetaria se convierte entonces en la plataforma perfecta para la comprensión de la que me parece una de las aportaciones centrales de este trabajo: a saber, la identificación de las lógicas y procesos por los cuales el capitalismo, la industrialización, incorporan y subsumen los territorios precapitalistas, tanto en el campo como en la ciudad, según una lógica diversificada de desposesión, cooptación, marginalización y posterior abducción, etc. La misma tónica es aplicable a los centros históricos de las ciudades heredadas y a los espacios rurales, a los territorios que sufrieron la primera oleada de industrialización en los albores del capitalismo, a los barrios gentrificados de nuestras ciudades contemporáneas y a las últimas cruzadas del capital transnacional en forma de land grabs en África, Asia y Latinoamérica. Es una hipótesis extremadamente valiosa con la que yo mismo vengo trabajando desde hace tiempo —sin advertir quizá la influencia directa de Lefebvre— y que es de hecho la clave para la investigación que tengo entre manos ahora mismo.

Los alumnos, en todo caso, protestan ante algunos aspectos obvios. Por ejemplo, que el libro trata más bien poco sobre el concepto que que le da título, el “derecho a la ciudad”… y además lo hace de modo aún confuso — el tema de hecho lo desarrollará y perfilará Lefebvre en trabajos posteriores. Y, por supuesto, está la pregunta que podemos esperar en un programa naturalmente orientado a la acción, a la propuesta urbana: ¿cuál es la forma del derecho a la ciudad o de esa ‘ciudad como obra’ que Lefebvre propugna? La respuesta —y soy consciente de que esto decepciona a muchos— sería algo así. La forma construida importa sólo en cuanto soporte y materialización de otros procesos; por lo demás, no podemos trabajar con la idea de que a través de dichas formas espaciales podemos modelar la morfología social (p. 128). De hecho la concepción de la ciudad como “obra” colectiva, no sujeta a un plan preconcebido (a una representación del espacio hegemónica, dirá Lefebvre más adelante), diferida en el tiempo y en constante reapropiación por los usuarios pone contra las cuerdas todo el edificio de la disciplina urbanística y arquitectónica — una contradicción de la que no está libre el propio Lefebvre en los apuntes prospectivos que cierran el libro, donde la idea de ciudad-obra choca con la conservación de la idea de planificación, aun en la forma socializada que el autor propone. Donde Lefebvre pisa terreno más sólido —y donde de hecho la mayor parte de arquitectos le desean, por la apertura a la imaginación espacial— es en la propuesta de “métodos” —no “formas” o soluciones espaciales— para imaginar los futuros urbanos posibles: “transducción” y “utopía experimental”.

No quisiera terminar sin mencionar un pasaje que me resultó especialmente productivo y que había pasado desapercibido en anteriores lecturas. Es sabido que el pensamiento de Lefebvre ha animado alguna de las contribuciones recientes más interesantes a la noción de “escala” (véase por ejemplo el trabajo de Neil Brenner, especialmente el artículo A thousand leaves: Notes on the geographies of uneven spatial development, publicado en el volumen Leviathan Undone? Towards a Political Economy of Scale, editado por R. Keil y R. Mahon en 2009). Las reflexiones sobre la escala específica de lo urbano y su conexión al nivel global (en el que Lefebvre incluye lo nacional) y lo privado (la escala de lo cotidiano, de la vivienda al barrio) aparecen ya en este libro y volverán en trabajos posteriores de forma más elaborada. Pero hay además una serie de fragmentos en los que Lefebvre critica a los humanistas “de buena voluntad” que defienden una ‘ciudad a escala humana’. Es un concepto recurrente en la jerga de los arquitectos que siempre me ha puesto un poco nervioso, empezando por la ironía obvia: no hay escala más humana que la global, supuestamente responsable de la “deshumanización” de la ciudad. Para Lefebvre, por el contrario, debemos rechazar esta hipótesis: lo necesario es repensar la ciudad en otros parámetros escalares en un momento en que el hombre mismo ha cambiado de escala.

Publicado en Conflicto urbano, Crisis, Derecho a la ciudad, DUyOT, Espacio y política, Henri Lefebvre, Marxismo, Planetary urbanization | Etiquetado , , , , , , | 6 comentarios

Jessop, a lo grande y en abierto

Seguro que muchos de los lectores de este blog conocen o han oído hablar del trabajo del gran Bob Jessop, un pensador clave de las transformaciones en los modos de gobierno y el estado capitalista contemporáneo. Sus aportaciones han recorrido un extraordinario abanico de momentos teóricos y objetos de análisis, siempre en esa línea tan característica que le hace heredero crítico de la escuela regulacionista francesa y de otros analistas de las formas políticas, especialmente Nicos Poulantzas. No escapa a este amplio registro la reflexión propiamente espacial, que ha explorado entre otros junto a Neil Brenner. Los que no estén familiarizados con su contribución pueden hacerse una idea de la evolución de su trabajo en el siguiente diagrama.

Bob_Jessop_diagram

En fin, todo esto para presentar a la figura antes de enlazar a su blog, titulado sencillamente Bob Jessop, en el que pueden descargar una buena muestra de sus trabajos, incluidos libros completos. También hay enlaces a audios y vídeos de ponencias sobre diversos temas. Aquí les dejo una de ellas, sobre el devenir de la izquierda en el actual contexto de crisis… un poco lenta por la traducción no simultánea al alemán, pero en todo caso interesante.

Publicado en Crisis, Espacio y política, Marxismo | Etiquetado , , | 2 comentarios