Neil Smith, en vivo

Aquí tenéis más materiales rescatados para el recuerdo de Neil tras su fallecimiento.

El primero y más impresionante es verle con 30 años, en un documento antológico de 1984, en una colaboración para un viejo canal de guerrilla televisiva, Paper Tiger:

 

En 2010 en el GSD de Harvard, hablando sobre ‘Politicas urbanas y seguridad urbana’:

 

En la conferencia anual de la revista Progress in Human Geography en 2011, mostrando su escepticismo en torno a las nuevas orientaciones postestructuralistas de la geografía anglosajona:

 

Sobre Occupy Wall Street, en la 18th Annual Critical Geography Conference:

 

Entrevistando a su maestro, David Harvey, al comienzo del curso que este rodó sobre el Vol I de El Capital:

 

Y por último en un vídeo que ya incluí en una entrada anterior, con Erik Swyngedouw en un pequeño taller de reflexión en CUNY, hace apenas cinco meses.

 

 

Advertisements

About asevillab

https://multipliciudades.org/acerca-de/
This entry was posted in Marxismo, Materialismo histórico-geográfico, Neil Smith, Vídeos and tagged . Bookmark the permalink.

8 Responses to Neil Smith, en vivo

  1. Pingback: Neil Smith as lecturer, and singing the Socialist ABC | Progressive Geographies

  2. DC says:

    Es interesante ver cómo Neil Smith recentra la problemática de la seguridad urbana en el discurso de Lefebvre. Más allá de los “clichés” sobre la noción de seguridad , desde la pérdida del espacio público, el estado de excepción, la militarización de la ciudad y el “urbanismo securitario”, parece que el “derecho a la ciudad” es la hipótesis que se mantiene a la hora de buscar respuestas y constituir una crítica actual. Según Lefebvre este derecho a la ciudad que es físico y social pero también psíquico genera este “sentimiento” de seguridad. En un clima de desequilibrio político y social, también de “inseguridad existencial”, el tema del derecho a la ciudad del cual el ciudadano se ha visto poco a poco desprovisto es más que nunca vigente.

    Pero veo difícil su concretización. Una pregunta hecha a Smith es reveladora: ¿El derecho de quién? Tocqueville en su famoso Democracy in America, ya nos prevenía de un nuevo tipo de despotismo o tiranía que podría producir la democracia. Mientras la igualdad de derechos era el logro más destacado de la democracia, esta última inducia a una noción particular de libertad ligada al individualismo. Ese individualismo llevaba a desinteresarse de los asuntos públicos ya que estaban en manos de un estado “poderosamente” protector. El individualismo acompañado de un cinismo agudo es uno de los rasgos de la sociedad contemporánea. Por ese motivo es difícil pensar como retomar un derecho a la ciudad cuando la esfera pública abandonada por los ciudadanos, cayó en manos del estado. Ahora la estamos reclamando de nuevo. Pero ¿cómo y bajo qué condiciones?, ¿será “una tiranía de masas” que reemplazará la del estado, o llegaremos a un derecho de la ciudad basado sobre una igualdad cohesiva y no individualista y desinteresada?

    Sobre todo interesa que se vuelva a recentrar el dialogo sobre la seguridad en un modelo explicativo amplio que supera los paradigmas locales, pero nos quedamos con ganas (a pesar de algunos ejemplos a continuación en la preguntas) de experiencias efectivas de “retomar” este derecho a la ciudad…Y dónde fallan? Sería por falta de autoridad? Por ello entiendo una diferencia entre los dos conceptos de autoridad y tiranía. En la ausencia de una autoridad, (en este caso resultando del consensus de los varios “autores-actores” reclamando el Espacio público), falla la legitimización del derecho, y una parte de los ciudadanos por seguridad seguirá optando por la tiranía.

  3. A. S. says:

    Tengo que admitir que he tenido que revisar la charla de Neil Smith para decidir si me parece que consigue exponer bien su argumento o no. Creo que dedica demasiado tiempo a divagar sobre si en realidad hay alguna idea nueva sobre el tema de la seguridad urbana, y si bien los ejemplos que emplea me parecen brillantes, estos solo tienen fuerza como comentarios críticos independientes y me cuesta englobarlos dentro de la discusión general. El giro hacia la resolución de su teoría me parece que llega demasiado tarde y se queda demasiado corto. Quizás es esa su intención, poner las cartas sobre la mesa. Pero me gustaría haber visto una ponencia en la que desarrollase más a fondo su interpretación del “derecho a la ciudad”. El problema es que, como en el resto de cosas, el derecho a la ciudad al final lo acaban ejerciendo quienes poseen de mayores recursos para ello. Como nota final, estoy deseando ser testigo de la gentrificación en nuestro país. ¿Llegará a los mismos niveles que en el mundo anglosajón? Smith dice que sus trabajos sobre Nueva York no eran globales, sino locales, aunque al final el localismo de Nueva York se acaba convirtiendo en globalismo. La gentrificación en España bien podría ser un localismo sin posibilidad de exportación a otros países/modelos.

  4. J C says:

    Me parece que Neil Smith consigue plantear una serie de ideas, a partir de situaciones y reflexiones, que si bien no consiguen plantear un sistema (no es la ambición de Smith), sí consiguen ser profundamente interesantes para “reframe” las cuestiones y respuestas, algunas que vienen de antiguo. (Emplea en varias ocasiones el verbo “reframe”: re-enmarcar, re-estructurar, re-plantear, re-formular.)

    El derecho a la ciudad de Lefèbvre es un concepto que necesita ser “reframed”, ya que para Smith se encuentra hoy en día sobre-intelectualizado. Debe recuperarse en su triple faceta física-social-psíquica como algo practicable, reclamable. En él se pueden encuadrar (atendiendo en mayor o menor medida a cada dimensión) todos los movimientos ciudadanos actuales, no siempre aparentemente convergentes.

    Me han asombrado las cifras de vigilancia del espacio público, casi al 50% en L.A. y S.F., cuando se han comprobado inútiles, como dice N.Smith, tras los atentados del metro de Londres. De verdad parece necesario identificar grandes “shocks” como el 9/11, el Katrina y la crisis económica para producir esa psicosis generalizada, incertidumbre que toca a todos los aspectos posibles llegando a la vivienda y la propia vida: en el país más rico y poderoso del mundo, donde no se había puesto en duda la fortaleza económica, ni capacidad defensiva at home ante cualquier enemigo (todos considerados más débiles), ni mucho menos ante un fenómeno metereológico.

    He encontrado especialmente interesante cuando identifica el proceso de universalización de la gentrificación de las áreas consolidadas de las ciudades con cierto turismo global que consume precisamente esos centros de las ciudades “escaparatizados”, con una exigencia extra de seguridad en un entorno obviamente desconocido que se pretende convertir en un bien de consumo. Quizás nosotros mismos seamos partícipes o cómplices de este fenómeno.

    Por otra parte, los centros históricos de las ciudades siempre han supuesto una gran oportunidad de inversión en diversos momentos de la Historia, cuando éstos se encontraban en situación de “abandono” o “deterioro” (ocupados por la población más débil, a la que se procede a trasladar). Es el sentimiento de revanchismo del que habla N.Smith. Lo importante es que requiere de una complicidad absoluta con el Estado, bien sea autorizando o guiando demoliciones (Haussman, remodelaciones internas tipo Gran Vía,…) peatonalizaciones selectivas, grandes equipamientos, los puentes Brooklyn-Manhattan (no simplemente conectando, sino penetrando hasta el centro, …), por mencionar sólo algunas de las operaciones más visibles, físicas.

    Eso es especialmente interesante, aunque no se diga en el vídeo, en un momento en el que las fuerzas del capital, que en su día dejaron la industria para moverse a sectores más rentables (los F.I.R.E., Finance, Insurances, Real Estate) se encuentran bastante encajonadas sin margen de maniobra por paralización absoluta de estos sectores, en particular el Real Estate, el más lucrativo de ellos (implicando una directa transformación física y visible de la ciudad).

  5. R A says:

    El miedo y el pánico por la seguridad son alimentadas diariamente por los medios de comunicación, son sentimientos constantes en un mundo globalizado. Neil Smith logra expresarse interesantemente sobre estas facetas de la inseguridad, el lo cual relaciona como eses mismos sentimientos son retroalimentados por el”neoliberalismo, muerto pero aún vigente” o mejor el “nuevo liberalismo” de una manera en que ellos puedan funcionar como una poderosa fuerza de control social, direccionando a la militarización de las ciudades y la pérdida de los espacios públicos. En esta vez la violencia es justificada por el poder dominante, responsable por mantener la seguridad de todos… Un poco irónico no…

  6. M.I.B says:

    La entrevista de Smith a su maestro David Harvey y la consecuente clase de Harvey sobre el primer capítulo del libro El Capital de Carl Marx profundizan el concepto del valor ( uso y cambio) el concepto de ” commodity” ? Es apasionante ver la ciudad como un lugar de intercambio de valores que en la concepción de Marx nos llevan a pensar constantemente en el valor de uso y valor de cambio de cada lugar, de los bienes y servicios consumidos en las ciudades. Que pasa con el valor de las viviendas después de que se realiza un mega proyecto? cómo es la relación entre el valor uso de las viviendas y su valor de cambio? Es esta relación entre valores diferente a Uno? Es la vivienda un “commodity”? Cómo funciona el flujo de capital en el mercado de finca raiz ( cadena de valor) en un proceso de gentrificación?

  7. I.R.L. says:

    Parece especialmente interesante cómo a través de tres sucesos históricos , el huracán Katrina, la crisis de las Subprime y el 11 de Septiembre, Neil Smith genera un discurso en torno al concepto de inseguridad y el momento en el que nos encontramos. Más allá del cliché que entendemos por seguridad, derivándolo a lo más inmediato que son los cuerpos de policía, ejército,…Neil Smith va más allá, a través del planteamiento de diversos tipos de o clases de seguridad. No sólo existe una seguridad física sino que tal y como enuncia en la conferencia el huracán Katrina generó una seguridad ambiental, la crisis de las hipotecas Subprime una seguridad financiera y los atentados del 11-S una inseguridad ciudadana que describe como la más inmediata y obvia. Pero no sólo se refiere a estos tipos de inseguridad, sino a otros como pudieran ser la seguridad alimentaria y otros tantos generados y retroalimentados por el neoliberalismo para así crear nuevas estructuras sobre las que generar nuevos recursos, nueva promoción de productos y nuevos estilos de vida y reitero NUEVO, puesto que ese uno de los principales fines de los agentes del capital.
    Neil Smith, deja entrever en su conferencia, cómo la finalidad de los Estados no es proteger a sus ciudadanos sino tal y como dice David Harvey en su artículo “El derecho a la ciudad”, -la calidad de vida se ha convertido en una mercancía- Esto es lo único que parece que interesa a una economía donde el beneficio está por encima de cualquier otra cosa y donde el generar nuevas estructuras y nuevos nichos de mercado son el objetivo.
    Ahora parece que la inseguridad y el terror está en boga. No hay más que ver en el ejemplo de los aeropuertos internacionales y la cantidad de dispositivos y sistemas que se han generado, también las miles de cámaras que hay vigilando las ciudades en espacios públicos, en espacios privados, los procesos de control que tiene que pasar un alimento,… en definitiva, ¡todo un negocio! Y por supuesto, tal y como dice Smith, el presupuesto militar no se ha visto reducido.
    Sin embargo a pesar de estas reflexiones, esta idea de la inseguridad ha calado muy fuerte entre los ciudadanos y probablemente entre los ciudadanos americanos donde el clima de terror y pánico se ha visto incrementando en los últimos años, por lo que es claro que la era de terror y control en la que nos encontramos es un nuevo producto al servicio del capital a pesar de que Smith plantee de manera optimista que el neoliberalismo está muerto puesto “no hay nuevas ideas o alternativas que realimenten el neoliberalismo”

  8. IC says:

    La conferencia de Neil Smith “Políticas urbanas y seguridad urbana” (GDS-Harvard, 2010) estructura una serie de reflexiones que no parece que pretendan dirigirnos a una tesis final, sino más bien contextualizar y profundizar en determinados aspectos de la creciente militarización de las ciudades.
    En primer lugar se centra en tres eventos clave (9/11 en NY, huracán Katrina en Nueva Orleans en el 2005 y la crisis subprime en 2008) que causan un incremento de la sensación de inseguridad. Me parece muy interesante y acertada su visión de que en los tres casos la causa de los tres desastres no viene “de fuera” (terroristas de Al-Qaeda, naturaleza,..) sino que el origen está en la vulnerabilidad del sistema creada por el gobierno neoliberal. Añade además que ante esta percepción de una amenaza exterior la población siente la militarización como una protección de amenazas externas pero en realidad sirve para proteger el poder de las élites gobernantes, no a su población.
    En la segunda parte describe los cuatro tipos de respuestas que nacen como reacción a los tres eventos citados anteriormente: La instauración del estado de excepción (Agamben), la privatización del espacio público, la militarización de la ciudad y la recuperación de la idea del “derecho a la ciudad” como crítica a otras reacciones. Siendo la “securización” una de las reacciones a los tres desastres americanos sorprende la diferencia de intensidad con la que se manifiesta en las distintas ciudades americanas (4-5% San Francisco, 18% Nueva York, 48% Los Ángeles).
    En la última parte de la conferencia Neil divaga sobre si hay algo de nuevo o no en el fenómeno de la “securización” de las ciudades, y concluye profundizando sobre la idea del “derecho a la ciudad”, sus distintos aspectos (físico, social y mental) que es necesario reconectar, y sobre todo hace hincapié en la poca definición del “derecho a la ciudad” de Lefevbre y advierte del riesgo -debida a esta indefinición del concepto- de ser utilizado en argumentaciones liberales.
    Sin querer restar valor a la documentación que realiza sobre los hechos y fenómenos que describe, creo que hubiese sido muy interesante que la última parte en la que se entra en el “derecho a la ciudad” hubiese sido más extensa y más concreta, para avanzar en la labor que Neil Smith apunta como muy necesaria: Pensar “el derecho a la ciudad” en términos más específicos que Lefevbre.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s