Libros sobre Nueva York

Terminando estos días la lectura de materiales para los próximos artículos en los que estoy trabajando; más madera sobre NYC para ir, como en la canción, ‘right through the very heart of it’. Los últimos libros en llegar son The Unbounded Community: Neighborhood Life and Social Structure in New York City, 1830–1875, de Kenneth A. Scherzer (Duke University Press, 1992) y el excepcional City of Women: Sex and Class in New York, 1789-1860, de Christine Stansell (University of Illinois Press, 1987).

Se trata de dos trabajos muy distintos. El de Stansell es un estudio sólido y fascinante en la estela de la New Labor History de Herbert Gutman y, en particular para el caso neoyorquino, de Sean Wilentz (de hecho pareja de Stansell; de este autor cayó, hace unas semanas, el también extraordinario Chants Democratic: New York City and the Rise of the American Working Class, 1788-1850, Oxford University Press, 1984). Stansell tiene la virtud de añadir a la tradicional atención de la NLH por las dinámicas de la vida cotidiana de la clase trabajadora una sensibilidad especial hacia las topologías de género y su articulación con la configuración de la ciudad y la vida en las calles. Como en el caso de otras historiadoras y geógrafas feministas sobre este tema, los artículos de Stansell que conozco son muy buenos y lo que llevo leído hasta ahora del libro es de lo mejor que ha caído en mis manos sobre la vida de barrio en la Nueva York del XIX.

Por el contrario, el libro de Scherzer es bastante decepcionante. Su propuesta se plantea de hecho de forma ambiciosa como una alternativa a las visiones supuestamente idealistas de la New Labor History sobre los vecindarios obreros y su capacidad para formar lazos comunitarios en la ciudad industrial. La hipótesis inicial del trabajo es sugerente: el autor defiende que la especialización funcional de los barrios residenciales y su polarización en términos de clase y etnia, dinámicas plenas a finales del XIX, son fenómenos aún muy incipientes al iniciarse el segundo tercio de siglo. En consecuencia, Scherzer defiende que las comunidades de este momento inicial no tienen una territorialidad propia, no coinciden con los vecindarios, son comunidades aespaciales. El desarrollo del trabajo tiene sin embargo varios problemas: a) el estudio carece de una definición o acotación precisa de los principales conceptos que maneja, el de ‘vecindario’ o ‘barrio’ (neighborhood) y ‘comunidad’ (community), lo que pone al autor en el punto de mira desde el principio; b) el método o, mejor, los métodos de investigación empleados (de complejos análisis de variables a partir de censos históricos a interpretaciones cualitativas del capital simbólico de los barrios) son erráticos, heterogéneos y a menudo poco efectivos — en ocasiones el lector tiene la impresión de que ciertos argumentos podrían invertirse para defender la hipótesis contraria a la que sostiene el autor; c) Scherzer realiza una crítica bastante agresiva de la identificación de vecindario y comunidad en la NLH, pero proyecta acrítica y anacrónicamente una perspectiva propia de la formación de comunidad postfordista o aespacial, especialmente en su empleo del trabajo de, entre otros, Melvin Webber. A pesar de todo el libro incorpora datos bastante interesantes sobre la movilidad residencial de la población en la época. Además, hay que tener en cuenta que para desarrollar una buena investigación es tan necesario leer buenos trabajos como otros fallidos: sus fallos y fallas son, de hecho, fortalezas para nuestro propio discurso.

Aún queda por leer algo más de literatura secundaria pero, en conjunto, creo que termina ya la fase de lectura para el trabajo que tengo entre manos y comienza la tarea de reunir todas las notas y apuntes desarrollados durante estos meses, ordenarlos, ponerlos a dialogar… imaginar una nueva mirada sobre este objeto y estos hombres y mujeres de la multitud que, por fin, refutando a Poe, comienzan a dejarse leer…

Advertisements

About asevillab

https://multipliciudades.org/acerca-de/
This entry was posted in Escritura científica, Historia del urbanismo, Historia social, Métodos de investigación, Mis publicaciones, Sociología urbana, Urbanismo y vida cotidiana and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

3 Responses to Libros sobre Nueva York

  1. victor says:

    Hola Alvaro,
    Te dejo un link de New York

    A Visual History of New York City’s Destruction in 200 Years of Fiction

    by Maria PopovaWhat visions of the magnificent city’s destruction reveal about American ideology and the dominant social issues of each era.

    http://www.brainpickings.org/index.php/2012/10/31/the-citys-end-max-page/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+brainpickings%2Frss+%28Brain+Pickings%29

    Saludos
    Victor

  2. Pingback: Escribiendo Nueva York | multipliciudades

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s